Jugar para gozar, jugar para aprender

¿Sabías que el juego es un derecho?

Así es, todas las niñas y niños del mundo tienen derecho a jugar. Cada vez hay más evidencias científicas que demuestran que el juego tiene enormes beneficios. Aquí te contamos algunos:

  • Los niños comprenden mejor el espacio en el que se mueven.
  • Aprenden a solucionar problemas.
  • Empatizan con otros.
  • Estabilizan sus propias emociones.
  • Aprenden a trabajar en equipo.
  • Respetan la diversidad e ideas y opiniones de otros.

Te recomendamos que veas el video completo.