¡Aprende a hacer galletas de jengibre con tus hijos!

A los niños les encanta la cocina, así que te hemos preparado una sencilla receta de galletas de mantequilla caseras para que puedan hacer en casa de forma fácil con toda la familia. ¡Qué mejor plan para una tarde de sábado o un día libre! ¡Toma nota de esta receta de galletas para hacer con niños!

Antes de poneros manos a la obra, debes ser consciente de que la cocina está llena de utensilios y acciones que pueden ser peligrosos para los niños. Es por ello por lo que debemos adaptar el espacio de trabajo para que puedan estar seguros mientras preparan cualquier plato.

Ten preparados unos protectores, despeja la mesa donde vayan a estar, si utilizas cuchillos que sean con punta redonda y ten a mano delantales. Las galletas de mantequilla y jengibre es un postre ideal para hacer con la familia, pues no necesita demasiado esfuerzo y ¡es muy creativo! Te lo mostramos.

Necesitarás:
Moldes con formas divertidas
Masa de galletas de jengibre

Si quieres hacer la masa de forma casera:
260 gr de harina
150 gr de mantequilla
1 huevo
100 gr de azúcar moreno
1 cucharadita de canela en polvo
1 cucharadita de jengibre en polvo
5 gramos de bicarbonato
Un poquito de sal

Cortapastas para dejar volar su imaginación

Una vez tengamos la masa, llega el momento de crear las galletas. Recuerda a los peques que echen un poco de harina por toda la superficie para que la masa no se pegue. Ahora, cada uno tomará un poco de masa y la extenderá con la ayuda de un rodillo.

Con los moldes o cortapastas que elijan, recorten la forma que más les guste: corazones, estrellas, animales...Incluso pueden diseñar su propia galleta con la ayuda de un cuchillo de punta redonda. Eso sí, ten en cuenta que cuanto más gruesa sea esta, más tiempo tendrá que estar en el horno.

Consejo: Si espolvoreas un poco de harina en los moldes antes de hacer el corte, evitarás que se pegue la masa y se rompa.

¡Galletas al horno!

Cuando los niños hayan cortado sus galletas, ayúdales a colocarlas en una bandeja para hornear. Recuerda poner papel de horno para que no se peguen. Déjalas en el horno durante unos 15-20 minutos y a 180º. ¡Y ya estarán listas!