Carga a tu bebé de manera segura

Hay unas reglas básicas que siempre tendremos que tener en cuenta a la hora de portear para realizar un porteo ergonómico y seguro.

El porteo se tiene que ir adaptando a las fases del desarrollo del niño, ya que se puede alargar mucho en el tiempo y las necesidades no serán las mismas para un recién nacido que para un niño de dos años que ya camina perfectamente.

Siempre debemos de fijarnos en:

  • Altura: el bebé debe estar colocado a la altura de la boca de la mamá cuando lo llevamos delante, es decir que podamos darle un beso con solo inclinar nuestra cabeza.
  • Simetría: hay que evitar que el bebé tenga más peso sobre una pierna que sobre otra, debe estar siempre colocado simétricamente.
  • Caderas en forma de M: para que haya un buen contacto y sea estable, las rodillas del bebé deben quedar por encima de sus caderas para asegurarnos de la buena posición. Por eso es importante que el portabebé recubra toda pierna haciendo un saquito
  • Columna en C: es la posición más cómoda del bebé y le permite el desarrollo de su espalda además permite que respire porque tiene movimiento libre de la cabeza.
  • Tensión: el porta bebé debe ir siempre bien ajustado, cuando nos inclinemos hacia delante, el bebé no debe despegarse de nuestro cuerpo.
  • Ojos y respiración: hay que vigilar siempre, con sólo mirar hacia abajo.

¡Carga y disfruta a tu bebé!